Se trata de una gran innovación tecnológica, ya que, de forma fácil y sin contaminación, permite evitar gran cantidad de problemas típicos en las explotaciones de animales.

Numerosos estudios, realizados en las últimas décadas, avalan sus beneficiosos y efectos. También lo hace la existencia de normativas, internacionales y europeas, que permiten el empleo de esta molécula natural en la industria alimentaria.

Ozono en la ganadería

Prevención de enfermedades

Al ser un excelente oxidante, destruye todo tipo de bacterias, virus y hongos que pueden causar graves problemas en el organismo de los animales, alargando así su vida y productividad.

Se ha comprobado que el uso de ozono disminuye los problemas respiratorios en los animales de granja.

El ozono se puede ser aplicado como agente para la higiene veterinaria en el ganado.

Método natural y seguro

El ozono es un método completamente natural y seguro. Sus moléculas están formadas por tres átomos de oxígeno, sin ningún añadido más que pueda resultar perjudicial para el organismo.

Una vez que ha actuado, se convierte en oxígeno limpio, sin dejar ningún tipo de residuo presente en el ambiente.

Al ser una molécula natural, generada por energía eléctrica, no se precisa de químicos, pudiendo ser utilizada todo el tiempo.


Beneficios del ozono en agricultura

  • Desinfección del aire
  • Desodorización y oxigenación ambiental
  • Potabilización del agua para consumo
  • Protege la salud y previene contagios
  • Sin químicos, ni residuos
  • No utiliza productos consumibles
  • Mayor producción
  • Mejora el metabolismo
  • 100% natural y ecológico
  • Reduce la mortandad

Agente de prevención de enfermedades

Los ambientes que existen en las granjas, propician el contagio y transmisiones de enfermedades vía aérea, como la peste aviar, bronquitis infecciosa, metasalmonelosis, cólera aviar y diftero-viruela.

Esta concentración de animales, provoca una falta de oxígeno y grandes emanaciones: anhídrico-carbónico, gases amonaquiales, ácido sulfídrico, metano. Todo éste conjunto de moléculas, causan malos olores, desagradables tanto para animales como para los empleados.

La alta concentración de gases, bacterias, virus y mohos, derivan en una gran pérdida económica para la explotación.


Envíenos su consulta

Nombre y Apellidos *

E-mail

Teléfono

Localidad

Mensaje *