23 mayo 2014,
 1

Un mantenimiento deficiente de las balsas puede acarrear grandes problemas con la maquinaria, sistemas de riego, cosechas, ganado, etc.

Para evitar gran parte de los problemas y, definitivamente, ahorrar en costes, es muy importante no olvidarse de realizar un mantenimiento correcto y periódico.

Tratamiento del agua en balsas agrícolas

Expertos en tratamiento de aguas

Llame gratis al 900 41 41 41

Que la calidad inicial del agua de una balsa dependa de su origen no quiere decir que esta resulte ser buena. Y mucho menos quiere decir que, si la calidad del agua es buena, se pueda despreocupar uno del mantenimiento.

Análisis del agua

El análisis periódico nos permitirá hacer un buen seguimiento del estado del agua, ayudándonos a conocer cuál puede ser la causa principal de un problema.

Igualmente, nos indicará cuál es el tratamiento que ha de aplicarse, su correcta dosis y si está interactuando con el agua de la forma esperada.

Se suelen controlar las siguientes variables: pH, alcalinidad, carbonatos, fosfatos, nitratos-nitritos, amonio-nitrógeno y conductividad eléctrica.

Control de sólidos en suspensión

Un agua turbia indica que hay excesivos sólidos en suspensión. Los sólidos son un gran problema para la maquinaria, pues tienden a sedimentarse en su interior y pueden taponar los orificios de salida en sistemas de riego, entre otros desastres.

Los problemas antes mencionados, provocan un considerable aumento en los costes de mantenimiento, reducen la producción y empeoran la calidad de la cosecha.

El control de sólidos se suele realizar mediante el uso de sustancias floculantes. Dichas sustancias facilitan la creación de puentes de entre las partículas, combinándolas en pesados grupos que se sedimentan.

Sustancias como el sulfato de aluminio son de las más eficaces, sobretodo en aguas duras. Mientras que, en aguas ácidas, el yeso resulta ser mucho más efectivo.

Control de la vegetación

La vegetación acuática ayuda a mantener una buena calidad del agua, por lo tanto, su presencia es muy recomendable.

Sin embargo, pueden surgir problemas por la elevada cantidad de la misma. En tales casos, la prevención de su aparición o reproducción puede ser el método más eficaz.

Una gran medida preventiva consiste en proteger la cuenca de recepción con nutrientes, proporcionarle una adecuada cobertura vegetal y eliminar los desechos animales.

Las prebalsas con vegetación resultan de gran ayuda, pues acumulan los sedimentos y retiran nutrientes del agua, controlando estas dos variables tan importantes en la balsa final.

 

Las siguientes, son las medidas de control de vegetación más comunes.

Cosecha de plantas acuáticas en una balsa

Cosecha de plantas acuáticas

La retirada manual es muy recomendada, pues se evita el uso de químicos y se retiran gran cantidad de nutrientes, además de evitar su reproducción y la turbidez del agua.

Esta actividad debe realizarse fuera del período de cultivo, que se extiende desde Marzo a inicios de Julio.

Tras la cosecha, deben retirarse los pequeños restos ya que pueden interferir en los sistemas de filtrado.

 

Herbicidas

Se trata de la última opción a tener en cuenta. Solamente debe aplicarse una vez se hayan intentado los tratamientos preventivos anteriormente descritos.

Al ser un método químico, su uso debe estar muy controlado, cumpliendo con todas las precauciones estipuladas.

Como sus grandes ventajas podemos destacar su rapidez, facilidad de aplicación y la posibilidad de seleccionar qué tipo de vegetación afectarán.

Por contrapartida, son caros, requieren de varias aplicaciones, provocan la liberación de los nutrientes de la vegetación, consumen mucho oxígeno, derivando en anoxia y fermentación, aumentando las partículas finas en suspensión y, por ende, haciendo necesario un mantenimiento frecuente de los filtros.

Se recomienda aplicar el tratamiento en primavera, mientras la vegetación está en sus tempranas fases de desarrollo. Hay que evitar aplicar el tratamiento en verano, época en la cual el oxígeno disuelto en agua es mucho menor.

Asimismo, se debe añadir la peligrosidad para los organismos que habitan o consumen dicho agua (anfibios, peces, plantaciones o ganado). Dependiendo de los períodos de seguridad y los usos de la balsa (como la pesca) los químicos y dosis a utilizar serán diferentes.

 

Aireadores

Las balsas muy pobladas por organismos vivos como los peces y los vegetales, presentan grandes riesgos de disminución brusca de niveles de oxígeno disuelto, ocasionando la muerte de muchos de ellos (lo cual es peligroso pues puede provocar enfermedades).

Se pueden adquirir aparatos de medición de niveles de oxígeno y bombas portátiles de inyección y difusión de aire.

Mantenimiento de balsas artificiales

Limpieza del fondo y la maquinaria

Las balsas con fondos artificiales suelen requerir de una periódica limpieza, ya que se acumulan los sólidos en suspensión y materia orgánica. Las cantidades de los mismos y la frecuencia de la limpieza dependerán de la calidad del agua entrante.

Las prebalsas pueden disminuir en gran medida la frecuencia de limpieza.

Un mantenimiento importante en todas las balsas es el de los sistemas de filtración y tratamiento, cambiando filtros y eliminando sólidos.

 

Tratamiento de residuos orgánicos

Los residuos orgánicos obtenidos durante una limpieza de la balsa, pueden ser secados y utilizados como abono.

Expertos en tratamiento de aguas

Llame gratis al 900 41 41 41

One response on “Mantenimiento de la balsa y control del agua

  1. […] correcto control de las siguientes condiciones, puede disminuir notablemente los costos de mantenimiento de la balsa agrícola y facilitar los […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *