31 mayo 2014,
 0

En el agua de las balsas ocurren gran cantidad de reacciones físico-químicas y biológicas. Es deber del agricultor cuidar del agua de la balsa y su fauna, para mantener los niveles estables y, por tanto, un agua de buena calidad.

Características de una balsa agrícola

Expertos en tratamiento de aguas

Llame gratis al 900 41 41 41

El hidroperíodo de la balsa

El nivel del agua de las balsas agrícolas se determina por la forma de llenado de la misma y la explotación que se le da. Hay que tener en cuenta que el nivel del agua será menor en verano que en invierno, pudiendo subir excesivamente durante el otoño y la primavera.

Se deben de evitar los cambios constantes y bruscos en los niveles del agua, pues reduce e incluso puede impedir el desarrollo de la vegetación. La razón de esto es que las plantas se adaptan a unos niveles de agua determinados y, por tanto, les cuesta seguir el ritmo de los cambios.

Sustratos naturales

A diferencia de las balsas recubiertas con plástico o cemento, los sustratos naturales permiten la interacción del agua con el fondo. Esto posibilita el desarrollo de la vegetación.

La influencia de la vegetación en la calidad del agua se debe a la eliminación de los nutrientes gracias a las plantas y el aumento de la presencia del zooplancton.

Salinidad del agua

Se entiende por salinidad la cantidad de sales presente en el agua y su composición iónica.

Estos niveles son determinados por la naturaleza de la cuenca receptora del agua y la característica de los materiales por donde circula (como es el caso de los acuíferos).

La salinidad y composición iónica son dos factores concluyentes en la presencia de las diferentes especies de animales y plantas.

 

Nutrientes presentes en el agua

Los delimitadores principales de la productividad biológica en las balsas agrícolas son el nitrógeno y el fósforo. Una concentración de fósforo elevada produce un rápido desarrollo de algas flotantes que cubren toda la superficie del agua, impidiendo la entrada de luz solar y, por tanto, la muerte y putrefacción de los vegetales subacuáticos.

El proceso de putrefacción consume gran cantidad de oxígeno, privando de el a los animales, que mueren por la falta de este. Esto, a su vez, sigue aumentando los elementos en descomposición y empeorando, cada vez más, la calidad del agua.

Las alteraciones causadas por el aumento de nutrientes se llaman eutrofización. Este fenómeno hace desarrollarse una especie de alga tóxica conocida como cianofita, la cual es capaz de fijar nitrógeno atmosférico, resultando tóxica.

Un nivel inicial elevado del fósforo puede deberse a la forma de obtención de las aguas, ya que las procedentes de las depuradoras urbanas y las reutilizadas por el sector agrícola son muy ricas en fósforo.

Podríamos concluir que la alta concentración de nutrientes disminuye la biodiversidad y empeora la calidad del agua.

 Niveles de oxígeno

El oxígeno disuelto en el agua de las balsas proviene en su mayoría del proceso fotosintético y, en menor medida, de la mezcla desde el aire. Durante la noche, los niveles de oxígeno disminuyen notablemente por la ausencia del proceso de fotosíntesis y el constante consumo de oxígeno.

Generalmente, existe un equilibrio entre la producción y el consumo del oxígeno, mas puede romperse debido a ciertas condiciones como: la presencia de mucha materia orgánica, alta turbidez y temperatura del agua, etc.

Tener un buen control sobre esta variable, permite prevenir muchas catástrofes en la fauna de la balsa agrícola.

Ecosistema en la balsa agrícola

El pH del agua

El nivel de pH indica la acidez del agua. Se mide de una escala de 0 – 14, donde el 7 es pH neutro.

Es completamente normal que el valor fluctúe a lo largo del día, mientras no sobrepase de los límite del valor óptimo (6.4 – 9).

La temperatura

Ya hemos tratado este punto en un post anterior, pero, por su importancia, vale la pena repetirlo.

Durante los meses de verano, a causa del gran calor, el agua se divide en dos capas:

  • Capa superior. Se caracteriza por tener una temperatura caliente, poca densidad y es rica en oxígeno.
  • Capa inferior. Dicha capa se compone de una agua densa, fría y menor concentración de oxígeno.

Para evitar la estratificación (división del agua en capas), se recomienda que la profundidad de la balsa sea menor a los 4 metros.

Expertos en tratamiento de aguas

Llame gratis al 900 41 41 41

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *